31 ENERO 2013

El genio excéntrico de Daniel Day-Lewis

Si Daniel Day-Lewis, la estrella nominada al Oscar por la cinta Lincoln, hubiera escuchado los comentarios de Laurence Olivier (catalogado por ciertos críticos como el más grande actor del siglo XX) hacia Dustin Hoffman durante el tiempo en el que filmaron la cinta Marathon Man, habría -respetuosamente- declinado la lección.

Y es que Olivier fue muy duro cuando se enteró que Dustin Hoffman (coestrella de la cinta) había pasado varios días sin dormir para 'entrar en personaje'. 'Deberías sólo intentar actuar, muchacho', se dice que fue su comentario.

Daniel Day-Lewis

PULSA EN LAS IMÁGENES PARA IR A LA GALERÍA


La estrella irlandesa no pertenece a ninguna escuela de pensamiento, pero cada par de años más o menos, Daniel Day-Lewis emerge de su aislamiento en su granja de Wiclow para filmar una película, generalmente una muy, muy buena, respaldada por un intenso nivel de preparación (bajo el trabajo del 'Método') que hace palidecer los esfuerzos de Dustin Hoffman.

En Linconln, la cinta de Steven Spielberg, nunca dejó de hablar con el acento rural de Kentucky, ni aún cuando las cámaras dejaban de grabar, e insistía en que todo el tiempo se le llamara 'Señor Presidente'.

Pero esta 'mística' de trabajo de Daniel Day-Lewis se remonta a casi 25 años, cuando filmó 'Mi pie izquierdo', la historia sobre la vida de Christy Brown, quien se convirtió en un celebrado artista y escritor en los años cincueta, a pesar de su parálisis cerebral. Tras pasar ocho semanas estudiando a personas discapacitadas en la Escuela y Clínica Sandymount de Berlín, el actor aprendió a hablar como su personaje y a pintar con su pie izquierdo. En el set, a los miembros del equipo de filmación se les pedía que lo llevaran por aquí y por allá en su silla de ruedas para que pudiera sumergirse más profundamente en la 'verguenza' que padeció el escritor.

Daniel Day-Lewis



Para 'El último de los Mohicanos' aprendió a construir una canoa, rastrear y deshollar animales y a disparar y a cargar su arma mientras corría.  En 'Pandillas de Nueva York', el equipo se acostumbró a verlo afilar constantemente los cuchillos de su personaje, Bill el Carnicero, el líder de una pandilla del S. XIX. Incluso se resfrió por negarse a usar ropa interior térmica, argumentando que en la época eso no existía.

Esta dedicación a su arte tiene sus recompensas. El 'rey del método' ya ha ganado dos Oscars (uno por 'Mi Pie Izquierdo' y otro por 'There will be blood') y ha sido nominado en varias ocasiones.

Daniel Day Lewis


Sin embargo, el actor no entiende por qué su método (esta manera de aproximación única al personaje) desata tantos comentarios. 'Evito hablar acerca de mi manera de trabajar, pero al hacerlo parece que sólo le doy a la gente más incentivos para enfocarse en sus fantasías sobre mí de forma aún más fanática', dice.

Daniel, hijo del laureado poeta Cecil Day-Lewis, también rechaza la idea de que es un hermitaño loco, desacando que tiene una feliz vida al lado de su esposa Rebecca Miller, hija del legendario escritor Arthur Miller.

Daniel Day Lewis


La pareja ha estado casada durante 16 años y tiene dos hijos: Ronan, de 14 años, y Cashel, de 10. Daniel, de 55 años, tiene otro hijo de 17 años (Gabriel), producto de su relación con la actriz francesa Isabelle Adjani.

Sobre su reputación de eremita, dice: '¿Cómo puede ser uno un ermitaño en una casa llena de niños, aunque cuando tuvieses la tendencia de serlo, la cual no tengo?'.


Enlaces patrocinados

Más noticias sobre...